Opinión
24/09/2015
CONTRALÍNEAS | Gabriela Gallegos Ávila

Una “Triada” en problemas; la sucesión en Durango

CONTRALÍNEAS | Gabriela Gallegos Ávila

A unos días del inicio del proceso electoral 2016, la sucesión en Durango en lugar de aclararse, se complica. El escenario para  el gobernador Jorge Herrera Caldera es cada día más difícil y se antoja que se le va de las manos.

Su inexperiencia, ausencia de oficio político y el autoritarismo con que ha “gobernado” al estado, lo tiene contra la pared.

Hoy, “La Triada” que forma con su hermano Antonio y su primo Rafael ya no haya que hacer para brincar el fin del sexenio y dejar cubiertas sus espaldas.

Sienten que el tiempo se acaba y aún no están del todo convencidos si podrán imponer una candidatura de lealtad y alianza que les garantice que la estela de corrupción, construida durante el sexenio, siga impune.

Y es que los mensajes del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones van directos y al corazón de “La Triada”.

Un día sí y otro también, Beltrones asegura que el desafío del PRI es acotar a los gobernadores “virreyes” y decidir por candidaturas competitivas, no de dedazo local.

Sin embargo, ellos ponen oídos sordos y siguen adelante en su intentona por colocar al peor alcalde del municipio de la capital de Durango, Esteban Villegas Villarreal, como el heredero del trono.

Pero además, el dirigente nacional de estos neo priistas  advierte que la oferta del tricolor para el 2016 deberá contener acciones en favor de la transparencia y combate a la corrupción.

Cómo predicar con el ejemplo, si esta administración se ha caracterizado por el uso de los dineros públicos en la construcción de negocios familiares, y a diferencia de sus antecesores quienes se cuidaron de dejar los menos rastros posibles, éstos  han puesto su oprobiosa riqueza en el ojo del ciudadano.

Y si fuera poco este escenario, habrá que añadirle que el nuevo presidente del CEN del PRI no es un priísta de nuevo cuño, es un tricolor verdadero de aquellos que fueron relegados por los que pueden ser calificados como “priistas de coyuntura” y viene desde luego  a recuperar el PRI para los priistas.

¿Por eso andará en “friega” el ex alcalde Adán Soria Ramírez?

Craso error para Herrera Caldera, quien tuvo las agallas para destapar y pronunciarse en su momento por el gobernador de Chihuahua César Duarte como su gallo para la presidencia nacional del tricolor. En la cultura del PRI esos errores no se perdonan ¿Verdad Manlio?

Otro de los frentes que está por hacerle agua, es su abierta alianza con el Secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso, y dejado de lado a los otros dos hombres del Presidente. Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Aurelio Nuño Mayer Secretario de Educación.

Cuando menos en el caso de Osorio Chong, esta acción le está abriendo un espacio a Oscar García Barrón quien tiene ligas político-familiares con el que manda en Segob.

Y quien dice que no a Leticia Herrera Ale,  senadora que en su momento tuvo un acercamiento positivo a este personaje mediante el puente tendido por José Rosas Auispuro Torres, y que acabó en una fulminante exigencia (orden) a Herrera Caldera para que dejara en libertad a un notario y a reconocidos campesinos laguneros. ¿Alguien se acuerda de Octaviano Rendón?

De esta suma contextual podría decirse que son elucubraciones trasnochadas, o que se trata de una columna de lodo, pero eso es lo de menos. El lodo se seca y se cae ¿verdad?

Hoy “La Triada” mantiene en público la sonrisa de fotografía de Herrera Caldera, pero dentro de cuatro paredes, externan su preocupación y desconfianza en el presunto heredero del trono. No pueden olvidar lo que le hicieron a IHD y temen vivir la misma historia, pero ampliada.

Pero como en política todo puede suceder en el último segundo y nada está escrito, igual y se cumplen los deseos de “La Triada”.

Ellos juran que tienen comiendo de la mano a todos los sectores políticos y sociales del estado. Del Arzobispo José Antonio Fernández Hurtado aseguran que lo tienen bien maiceado, que él, tranquilito, deja hacer y deja pasar. Tienen los sermones dominicales asegurados.  A los feligreses que Dios los ayude.

Los empresarios, organizaciones sociales y partidos políticos igual. Están en la nómina

Y además se vive en el sexenio más vergozante de la prensa Duranguense. Todo está bajo control, dicen.

Si ellos  tienen la razón, entonces el candidato del PRI será Esteban…do

¡Agachones!

¿Alguien recuerda a Don Héctor González Martínez? Yo sí.

Se el primero en comentar